lunes, 13 de octubre de 2008
















tengo que ir sacándote poco a poco de mi vida; hoy gané una batalla pero la victoria está aún muy lejos...



















lo siento por ti!

8 comentarios:

EL MARTIN PECADOR dijo...

Hola Hola Hola, la tempestad cuando llega sobre la calma que había, rompe en tres mi agonía, después decir adiós, con la mano, esperando que el alma camine conmigo.
Te tengo en mis pensamientos...
El Pecador te saluda.

Mia dijo...

Menuda máxima de supervivencia: "tengo que ir sacándote poco a poco de mi vida"
Pero es tan duro.

Un beso.

Transeúnte dijo...

Puede que la sopa aunque fría queme algo.

Descanso bloguero largo.

Iorgeus dijo...

Solo dos cosillas:

"este adiós no maquilla un hasta luego
este nunca no esconde un ojalá
estas cenizas no juegan con fuego
este ciego no mira para atrás
este notario firma lo que escribo
esta letra no la protestaré
ahórrate el acuse de recibo,
estas vísperas son las de después
a este ruido tan huérfano de padre
no voy a permitir que taladre un corazón podrido de latir
este pez ya no muere por tu boca
este loco se va con otra loca
estos ojos ya no lloran más por ti"


Lo atroz de la pasión es cuando pasa,
cuando, al punto final de los finales,no le siguen dos puntos suspensivos.(..)

No podia no ponerlo ...

Javi dijo...

"Todo arde si le aplicas la chispa adecuada". Lo malo es que muchas veces las cenizas queman más que la llama en sí...

Javi.

L o s t dijo...

promesas que no valen nada. Los Piratas...

mucha suerte y animo, hay puertas sin abrir que traeran aire limpio y fresco, y ventanas que al correr las cortinas nos dejaran ver luces y colores.

bss

Liberto Brau dijo...

Liberto Brau, del clan literario de Pau Llanes (Arterapia Sentimental), les anuncia e invita a la inauguración de su blog “Amanece púrpura”. Se trata de una novela en proceso que el autor irá publicando capítulo a capítulo, semanalmente, si se cumplen sus expectativas tanto de lectores como de apoyos en sus comentarios. Para ello recomienda leer entre otros textos de introducción el “Acuerdo del autor con sus lectores”. Ojalá la lectura de este primer capítulo de “Amanece púrpura” les agrade lo suficiente como para motivar sus palabras y comentarios, sostener la espera de nuevas entregas mientras tanto y formar parte de su lista de blogs favoritos. Gracias por su atención y curiosidad, por su lectura, por sus palabras… Y disculpen esta entrada así de sopetón en sus casas; no quiero que crean que lo utilizo como un tablón de anuncios… Me tomé la libertad de hacerlo por la confianza y hasta cierto punto complicidad que me da habernos leído algún día (aun anónimos y silenciosos) y por la oportunidad que nos brindó Arterapia Sentimental para encontrarnos alguna vez en nuestra dispar vida de bloggers… Liberto Brau

_MeiA_ dijo...

un adios siempre cuesta, tanto por el quien lo dice.. como por el que lo escucha...

saludos