sábado, 28 de marzo de 2015

you

Si las casualidades existen, 
tú y yo vivimos en una constante espiral que nos atrapa poco a poco y  no nos deja respirar.
Pero, 
 ¿qué pasa si solo existen en mi cabeza?
 ¿si nuestras miradas encontradas, sonrisas tímidas y contactos furtivos son parte de esa amistad que me niego a reconocer?

p.

No hay comentarios: