sábado, 21 de abril de 2012

La gente dice que no se puede echar de menos lo que nunca has tenidoy yo, no estoy de acuerdo.
Esta semana lluviosa, triste y complicada echo de menos el mar, el olor a playa, pasear con Toby por la arena y bañarme aunque estemos a menos de 20 º...
Por eso me gustan las cosas imposibles.





Nuevo propósito: vivir en una ciudad con mar.
p.


1 comentario:

Hugo Kowalski dijo...

Esta mal que yo lo diga...,pero Gijón es bonito y tienes todo,montaña,mar y buena sidra,¿que mas se puede pedir?=)

PD:cuando se vive lejos del mar,como se echa de menos..