viernes, 22 de febrero de 2008


"Por dificultades en el último momento para adquirir billetes, llegué a Barcelona a media noche, en un tren distinto del que había anunciado y no me esperaba nadie.
Era la primera vez que viajaba sola, pero no estaba asustada; por el contrario, me parecía una aventura agradable y excitante aquella profunda libertad en la noche."


(Nada, Carmen Laforet.)

5 comentarios:

El Andresino en serie dijo...

me encantan las estaciones antiguas y los trenes
no se xq
pero me encantan

Transeúnte dijo...

Me excita viajar sola, sola con desconicidos con los que entablas convesaciones después de dos o tres miradas cruzadas, de algunos de ellos conservo aún su msn. La cantidad de cerebros sueltos con los que conectas cuando superas la timidez.

Sick dijo...

barcelona preciosa

el viaje empieza cuando pisas a la llegada


saludos

Magapola dijo...

Ese libro me lo leí de adolescente y siempre lo he tenido idealizado. Me dijo tantas cosas…

Anónimo dijo...

Hola, me llamo Blanca Montero tengo un programa de literatura en la radio de la universidad de Salamanca, el tintero, me interesaría hacerte una entrevista para el programa. Si estás interesada, mi dirección es: blancac33@hotmail.com
gracias